Mes: septiembre 2022

LA ACCIÓN DE SIMULACIÓN

La acción de simulación tiene por propósito develar la verdadera intención de las partes de un contrato, oculta de manera concertada tras un negocio jurídico aparente. En ese entendido, ha de existir una discordancia entre el pacto que podría percibir un observador razonable e imparcial, y lo que privadamente tenían acordado los estipulantes, antinomia que resulta de una voluntad recíproca y consciente de estos, orientada a distorsionar la naturaleza del acuerdo, modificar sus características principales, o incluso fingir su propia existencia.

En palabras de la doctrina, “(…) negocio simulado es el que tiene una apariencia contraria a la realidad, o porque no existe en absoluto, o porque es distinto de como aparece.

En una compraventa, por ejemplo, se da la simulación absoluta cuando no obstante existir formalmente la escritura pública que la expresa, no hay ánimo de transferir en quien se dice allí vendedor, ni adquirir en quien aparece comprando, ni ha habido precio. En este tipo de operaciones, detrás del acto puramente ostensible y público no existe un contrato específico de contenido positivo. Sin embargo, las partes celebran en secreto un convenio que es el de producir y sostener ante el público un contrato de compraventa enteramente ficticio con el ánimo de engañar hasta obtener ciertos fines. Las partes convienen pues en producir y sostener una ficción para conservar una situación jurídica determinada” (CSJ SC, 19 jun. 2000, rad. 6266)» (CSJ SC3598-2020, 28 sep.).

La acción de simulación, que es una acción rescisoria o revocatoria, permite a una persona que se haya visto afectada por la simulación del contrato o negocio, demande ante un juez para que este declare la simulación y por consiguiente la inexistencia de contrato, o su nulidad, lo que implicará que los bienes o propiedad objetos de la simulación vuelvan al patrimonio del dueño original.

tiene su fundamento legal en el artículo 1766 del código civil colombiano.

hechos indicadores de la simulación, entre los cuales se destacan el parentesco, la amistad íntima de los contratantes, la falta de capacidad económica de los compradores, la falta de necesidad de enajenar o gravar, la documentación sospechosa, la ignorancia del cómplice, la falta de contradocumento, el ocultamiento del negocio, el no pago del precio, la ausencia de movimientos bancarios, el pago en dinero efectivo, la no entrega de la cosa, la continuidad en la posesión y explotación por el vendedor.

Los anteriores son los principales hechos aceptados como indiciarios para intentar probar la simulación de un negocio y así conseguir la resolución judicial que los declare inexistentes o nulos, devolviendo el bien objeto de simulación al patrimonio del dueño original.

PROTECCION ANIMAL

A diario encontramos que conductores de motocicletas y carros atropellan animales y los dejan a su suerte, tal vez por falta de conciencia o ignorancia de los deberes para con los animales en estas situaciones. En Colombia la Ley 1774 del 6 de enero de 2016 establece penas, sanciones o castigos a conductas relacionadas con el maltrato a los animales y establece un procedimiento sancionatorio de tipo policivo y judicial.

Con la expedición de esta Ley los animales son seres sintientes, lo anterior significa que “Los animales son seres que sienten, no son cosas y recibirán especial protección contra el sufrimiento y el dolor, en especial, el causado directa o indirectamente por los humanos “.

Existe un amplio número de normas para la protección y bienestar animal, aunque en el articulado de la Constitución política no se menciona expresamente a los animales, si permite su inclusión dentro del capítulo III de la Constitución, titulado “Derechos colectivos y del ambiente. Toda regulación existente ha posibilitado que se pueda acudir a través de una acción popular o grupo y cuando se involucren derechos fundamentales a la acción de tutela para proteger los derechos de los animales. Aunado a lo anterior a través de la Ley 1774 de 2016 se protegen los derechos de los animales desde el campo del derecho penal, pues tipifica el maltrato animal en el Código Penal.

La ley 1774 de 2016 establece que los actos dañinos y de crueldad contra los animales que no causen la muerte o lesiones que afecten de manera grave su salud o integridad física serán sancionados con multas de 5 a 50 SMMLV. Según el Código penal (Ley 599 del 2000), en su Artículo 339ª en caso de que se cometan delitos contra la vida e integridad física y emocional de los animales, sean de compañía, silvestres, vertebrados o exóticos, entre otros, y que se les cause la muerte o lesiones de salud graves, la pena será de prisión entre 12 a 36 meses e inhabilidad especial de 1 a 3 años para poder ejercer la profesión, oficio, comercio o tenencia que tenga relación con los animales y multas de 5 a 60 SMMLV.

Toda persona atropelle a un animal debe verificar su estado de salud, si aún esta con vida debe llevarlo a una clínica veterinaria, debe hacer todo lo posible por socorrerlo, pero si abandona al animal aun cuando el atropellamiento sea involuntario estaría cometiendo el delito de maltrato animal, en Colombia las denuncias por la comisión de un delito se adelantan ante la Fiscalía, este ente investigador creó el ‘Grupo (GELMA)’ encargado de investigar y judicializar los casos relacionados con el delito de maltrato animal a nivel nacional, ante quien se debe presentar las denuncias relacionadas con maltrato animal o también se podrán hacer en las Unidades de Reacción Inmediata de la Fiscalía General de la Nación (URI).

Si el animal que fue arrollado es un animal silvestre como una tortuga, ave, etc, lo primero que se debe hacer es dar aviso a la respectiva Corporación Autónoma Regional (CAR). La Ley 1774 de 2016 también establece que las denuncias por maltrato animal se pueden adelantar ante alcaldes, inspectores de policía y ante Policía Nacional quien deberá atender la denuncia máxima en las siguientes veinticuatro (24) horas teniendo la facultad para aprehender de manera inmediata y sin que medie orden judicial o administrativa previa, a cualquier animal.

Follow by Email
Instagram