Mes: enero 2021

CESIÓN Y SUBCONTRATACIÓN

En el ejercicio de la actividad contractual que ejerce el estado, podemos encontrarnos con dos figuras jurídicas de uso común, como lo son, la cesión y la subcontratación.

LA CESION: Consiste en la sustitución de uno de los extremos de la relación contractual, el cesionario ejecuta total o parcialmente el negocio, y responde ante la entidad contratante, con esta figura el cedente se desvincula del contrato.

Para ceder un contrato estatal la ley exige autorización escrita de la entidad estatal, en virtud del inciso 1 del artículo 41 de la ley 80 de 1993.

LA SUBCONTRATACIÓN: Es el acuerdo por el cual una persona contrata a otra para que la segunda cumpla con las obligaciones que la primera adquirió en virtud de un contrato.

Aquí el contratista sigue siendo responsable ante la Entidad Estatal por el cumplimiento del contrato, aunque hubiere subcontratado su ejecución.

POLIZA DE CUMPLIMIENTO ESTATAL

La garantía de cumplimiento del contrato estatal es aquella mediante la cual una compañía de seguros se compromete a pagar los perjuicios derivados del incumplimiento de las obligaciones contraídas por el tomador, en virtud de la celebración de un contrato.

La finalidad de la garantía del cumplimiento del contrato, es asegurar la ejecución total y oportuna del objeto contratado y proteger el patrimonio público.

“’El amparo de cumplimiento cubre a las entidades estatales contratantes contra los perjuicios derivados del incumplimiento imputable al contratista de las obligaciones emanadas del contrato garantizado. Este amparo comprende el valor de la cláusula penal pecuniaria que se haga efectiva que se considerará como pago parcial y definitivo de los perjuicios causados a la entidad estatal contratante’”.

Una entidad pública debe aprobar la póliza de cumplimiento de un contrato, antes de iniciarse su ejecución, conforme al artículo 41 de la Ley 80 de 1993, modificado por el artículo 23 de la Ley 1150 de 2007, pues la finalidad de la póliza de cumplimiento es amparar toda la ejecución del contrato, por lo que éste no tendría sentido iniciar la ejecución del contrato sin que dicha garantía haya sido previamente aprobada.

Follow by Email
Instagram